El presentador de radio conservador Rush Limbaugh recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor civil de la nación, durante el discurso del Estado de la Unión, que dio el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la noche del 4 de febrero.

Limbaugh, de 69 años, un firme defensor de Trump, anunció a inicios de la semana que está luchando contra el cáncer de pulmón avanzado. Trump dijo que el diagnóstico no era una buena noticia, pero agregó: “Lo que es una buena noticia es que él es el mejor luchador y ganador que jamás haya conocido”.

Un Limbaugh barbudo, sentado junto a la primera dama Melania Trump, parecía aturdido cuando el presidente anunció el premio. Finalmente se levantó y saludó a Trump y ofreció un pulgar hacia arriba a los republicanos en la cámara de la Cámara. Trump le agradeció por “décadas de incansable devoción a nuestro país” y dijo que el premio reconoce a millones de personas al día a las que Limbaugh habla e inspira, así como su trabajo de caridad.

En 2003, el locutor admitió una adicción a los analgésicos y entró en rehabilitación.

El hombre, que ahora es casi un héroe nacional en los Estados Unidos, ha sido acusado en diversas ocasiones de realizar actos xenófobos, racistas, discriminatorios y fanatistas

En su libro “The Way Things Ought to Be”, o en español “Como deberían ser la cosas” que publicó en 1992, el polémico locutor contó utilizó por primera vez el término “feminazi”. Posteriormente dijo que el hombre que acuñó el término fue el profesor de economía de la Universidad de California, Tom Hazlett, y que él solo se había encargado de difundir por el mundo ese mensaje cargado de odio contra el feminismo



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.