Dos personas fueron detenidas luego de forzar su ingreso a bordo de una camioneta en la residencia de Donald Trump en Mar a Lago


Dos personas fueron arrestadas este viernes por estar relacionadas con un conflicto en la propiedad Mar-a-Lago del presidente Donald Trump, luego de quebrar en automóvil dos líneas de seguridad, a pocas horas de que el mandatario llegara.

Autoridades abrieron fuego después de que una camioneta tipo SUV negra violó los puntos de seguridad por la entrada principal de la propiedad ubicada en Palm Beach, Florida, cerca de las 11:40 horas locales.

Oficiales adscritos a la seguridad del lugar dispararon en contra del automotor cuando hizo caso omiso a sus indicaciones. Los primeros reportes del suceso no aclaran si hay heridos tras el incidente.

Una patrulla de Florida persiguió a la camioneta, en la que iban dos personas a bordo, cuando avanzó por la entrada del resort.

De acuerdo con las versiones preliminares, la SUV se acercó al punto de control a gran velocidad y no frenó al cruzar las advertencias.

Los hombres huyeron en el vehículo una vez que los oficiales comenzaron a disparar. Una patrulla y un helicóptero de la oficina del sheriff de Palm Beach persiguieron a los sospechosos.

Los sospechosos lograron eludir por cuatro millas a las autoridades hasta que estacionaron el vehículo en un estacionamiento de Studio 6 y fueron arrestados.

“El vehículo huyó mientras era perseguido” por los patrulleros y un helicóptero, según una declaración de la comisaría de Palm Beach citada por los medios estadounidenses, incluidos CNN y NBC.

“El vehículo ha sido localizado ahora y dos personas están actualmente bajo custodia”, señaló.

La agenda del presidente Trump de este viernes señala que saldrá de Washington para arribar a Florida por la tarde para pasar ahí el fin de semana junto a la primera dama, Melania Trump.

El servicio secreto advirtió a los huéspedes de Mar-a-Lago que no podrían abandonar la propiedad al menos por las siguientes horas, mientras se llevaban a cabo las investigaciones correspondientes y se cerraban los protocolos de emergencia.

Este no es el primer episodio de intromisión de un extraño en Mar-a-Lago.

En diciembre pasado, la Policía de Palm Beach detuvo a una mujer de nacionalidad china por invadir la residencia y club social del presidente Trump.

La mujer, identificada como Jing Lu, de 56 años, es la segunda proveniente de este país que es arrestada por ingresar de manera ilegal al resort del mandatario, quien en ese momento no se encontraba en la residencia.

Anteriormente, en marzo de 2019, lo había hecho la ciudadana china Yujing Zhang, por lo que fue condenada a ocho meses de prisión.



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: