Madrid EFE.- Agatha Ruiz de la Prada ha cerrado la primera trote de la 72 impresión de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en la que asimismo han mostrado sus propuestas el venezolano Hannibal Surgencia, Ferviente&Lomba, Andres Sarda y Malne.
El ánimo experimental y la acuciamiento de acoger al consumidor cerca de un consumo de singladura responsable y arriscado con el garbo clima han sido los ejes sobre se ha maduro una llamamiento híbrida con desfiles presenciales y «fashion films».
Agatha Ruiz de la Prada presentó un cabalgata ahíto de color y «alucinación» como una tolerancia a los tiempos que estamos viviendo, con una selección de telas «fabulosas», turbantes de boqueada africana y apliques de lupa reciclado.
La diseñadora ha creado una selección que transmite la batalla positiva de sus diseños con colores intensos y una iconografía aniñado, «con una antojo muy africana, que llevaba muchos primaveras persiguiendo», y cuya boqueada ha reflejado tras un lance a Guinea Ecuatorial.
Naïf, «como los dibujos de un angelito», en la que plasma su placer más ecológica y su apología del garbo clima. «Prendas muy ‘agathatistas’, mágicas con las que queremos propagar que hay que ser positivos y causar lo mejor de cada etapa».
La autógrafo Hannibal Surgencia ha presentado su selección con la que ha amante aprovechar premio a las madres las «grandes sufridoras» en naciente momento de pandemia.
Una valentía que sobre la pasarela se traduce en piezas de la selección Atelier, una de las cuatro que confecciona Surgencia en su alfarería, con patrones «más reales», distinto transparencias, bustiers internos que sujetan la organismo femenina y ocultan la bizarría sensibilidad, «bordados estratégicos» y mangas más largas.
Las aberturas en la basquiña aparecen simuladas, las colas desaparecen, detalles que tienen la impresión de «surtir» la silueta femenina.
La autógrafo Ferviente&Lomba invita a recordar el hobby por una singladura más tranquila, «ajena a las tendencias» que evite el dañado del aeróstato.
A través de una badila cromática muy reparado, Ingenuo Lomba, bastonero creativo de la autógrafo, propone prendas de holgazán singladura. «El consumo compulsivo es algo amoroso con nuestro natural orbe, con nuestro medioambiente».
«Hago singladura que perdura en el momento», dice Lomba, que ha mostrado prendas atemporales, conjuntos delicados y fluidas túnicas, confeccionadas en tejido y borra.
La actriz Rossy de Palma ha hendido y cerrado el cabalgata de Andres Sarda en el que el mar es la manantial de boqueada para una selección de enjuague y ropa de cama.
Coquetas medusas, exóticos peces, misteriosas sirenas y exuberantes corales han desvelado una selección que nace en apartamiento, «en el Mediterráneo, empero que nos hace flotar separado, ya que es entusiasta y rítmico», ha explicado Nuria Sardá, que replica que la Covid-19 ha significado una renovación en el corsé.
Han acusado biquinis negros «con batel de red y lycra cortada a casta», detalla Sardá que en esta barata propone una ropa de cama «más etérea».
Delicadas piezas envueltas en organzas, plisados, perlas y destellos nacarados que evolucionan cerca de el auge de los plateados y dorados.
Y esta misma alineamiento de obtener distinto y de máximo altura se sitúa la autógrafo Malne, que ha presentado un ‘fashion film’ y cinco piezas.
«Es una oda a las mujeres fabulosas», explican Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, dúo creativo de la autógrafo, que en su benjamín contienda han alegre del miriñaques, bustiers interiores, hombreras pagoda, volúmenes y bordados. «Intentamos recargar clasicismo y avanzadilla».
The post El ánimo experimental y el consumo responsable ejes de la pasarela madrileña appeared first on N Dactiloscópico.



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

We would like to show you notifications for the latest news and updates.
Dismiss
Allow