¡FaceApp se queda con tu cara y con tus datos personales!



Ya hay una aplicación que conoce nuestro futuro. O al menos el de nuestra cara. Ha aprendido a reconocer en un rostro elementos vinculados a la edad (las arrugas, piel gastada, ojeras…) y los puede aplicar en otras caras. Por ejemplo para envejecer a una persona en cuestión de segundos. El resultado es muy realista, y el tiempo dirá si es acertado. La pregunta que ha surgido estos días es si es peligroso.
FaceApp es el nombre de la app, que ya lleva tiempo haciendo cambiar la apariencia de los usuarios y ahora incluye nuevas funciones en las que se ha incluido este filtro de edad tan bien desarrollado. Varios expertos han criticado que FaceApp recolecta más información de la necesaria. Y consideran que la app tiene una ambigua política de privacidad. Mientras, más de 700.000 personas la están descargando cada día.
La app fue creada por Wireless Lab, empresa con sede en San Petersburgo, Rusia, dirigida por el ingeniero Yaroslav Goncharov. Antes Goncharov fue ejecutivo del gigante ruso Yandex (la versión rusa de Google) y ahora ha lanzado FaceApp en solitario. Según su laboratorio de ingenieros rusos, la aplicación utiliza una forma de inteligencia artificial, conocida como red neuronal, para escanear caras y hacerlas más jóvenes, mayores, de un género diferente o más atractivas.
FaceApp asimila el contenido generado por el usuario (que incluye fotos y vídeos), además del comportamiento del cliente registrado por herramientas de análisis de terceros, cookies e identificadores del dispositivo, con la finalidad de ofrecer publicidad personalizada.
El peligro es que cualquier persona que haya colocado su rostro en línea acompañado de su nombre real y otros datos sensibles está expuesta a ser capturado de manera digital para futuros usos de reconocimiento facial. La información tomada de los usuarios es almacenada y procesada en Estados Unidos. Pero FaceApp admite que existe la posibilidad de que en algún momento se transfiera dicha información a otro país en donde las leyes de recopilación y uso de datos no sean las mismas, como Rusia. Esto significa que, de desaparecer o ser absorbida por otra compañía, la información recopilada por FaceApp quedaría en manos de terceros.
Reconocimiento facial

SISTEMA DIABETES SEGURO, NATURAL Y SIN EFECTOS SECUNDARIOS

Según el comentarista tecnológico que firma en Twitter como Stilgherrian, “esta es una política de privacidad bastante estándar, que efectivamente no ofrece ninguna protección en absoluto”. Precisamente estos días el diario ‘Vedomosti’ ha informado que los principales operadores de telecomunicaciones de Rusia están vendiendo los datos de ubicación de sus clientes a cambio de millones de dólares al Ayuntamiento de Moscú.
Rusia es precisamente uno de los más vigilados ‘laberintos’ del reconocimiento facial. Moscú tiene uno de los sistemas de reconocimiento facial más grande del mundo, con 174.000 cámaras de circuito cerrado de televisión que se espera que estén en funcionamiento este año. El Ayuntamiento las quiere usar no sólo para atrapar delincuentes, sino para localizar a gente que tiene deudas importantes y no las paga.
¿Cambiará FaceApp lo que Internet sabe de nosotros? Actualmente hay 21 filtros gratuitos en la versión básica. La versión Pro incluye 28 filtros que permiten cambiar el aspecto completamente con tan solo un toque. También hay un período de prueba gratuito de 3 días durante los cuales se puede disfrutar de todas las características premium antes de comprar la versión Pro. De momento ha llegado a ser la aplicación de iPhone gratuita número uno en más de 20 países en este momento.
No es la primera polémica de FaceApp. Durante las últimas semanas ha habido acusaciones de que la aplicación es racialmente sesgada hasta el punto ofrecer como “más atractivos” los tonos de piel más claros, lo que llevó hace ya tiempo a señalar que era racista. Y todo porque su filtro de “hotness” (ahora renombrado como “chispa”) blanquea la piel de las personas de color para hacerlas más atractivas. En una declaración a medios rusos, Goncharov se disculpó y dijo que estaba “trabajando en una solución completa que debería llegar pronto”. Pero antes que la solución, han llegado las dudas sobre a dónde van nuestros datos.



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: