Iris no está en agenda



Si este país fuera gobernado con
inteligencia política una funcionaria insignificante no se atrevería a exponer
públicamente parte de la estrategia de dominio del poder presidencial: socavar
el prestigio de quienes critican el abusivo e ilegal derroche de los fondos
públicos en truculencias electorales. Si este país fuera gobernado con
inteligencia política hace rato que a esa insignificante le hubieran llamado
públicamente la atención por su frescura. Pero, como dijo ayer el ministro
Gustavo Montalvo, “eso no está en agenda”. (Y tiene razón: gobernar con inteligencia
política no está en agenda, sino gobernar con soberbia).



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: