La cantidad de mascarillas y otros materiales de protección contra el nuevo coronavirus en todo el mundo es insuficiente, advirtió el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este viernes. “El mundo se enfrenta a una escasez crónica de equipos de protección personales”, declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Ginebra.

En consecuencia, expresó, hablará con los responsables de la cadena de suministro de los distintos productos para tratar de resolver los “obstáculos” en la producción.

El gobierno chino, epicentro del brote y donde se concentra la vasta mayoría de los casos confirmados y las muertes, reconoció a principios de esta semana que necesitaba urgentemente mascarillas protectoras para hacer frente a la epidemia de neumonía viral, que mató a 636 personas en China y contaminó a un total de 31.161, según un último balance oficial publicado en la mañana del viernes (hora local).

En el resto del mundo se confirmaron 240 casos de contaminación en unos 30 países y territorios, incluidos dos mortales, en Hong Kong y Filipinas. Otro foco de atención es un crucero turístico en el que actualmente hay 41 casos de coronavirus. Entre los infectados presentes en el barco, que se encuentra en cuarentena amarrado en el puerto de Yokohama, hay un argentino, el primer latinoamericano en contraer la enfermedad. También hay 21 japoneses, 8 estadounidenses, 5 australianos y un británico, que se suman a los 20 que fueron afectados durante la semana. En el barco viajaban 3.711 pasajeros de 56 nacionalidades distintas.

Especialistas habían determinado que todos los viajeros deberían permanecer dentro de sus camarotes hasta que finalice el período de cuarentena, que se prolongaría al menos hasta el 19 de febrero de no mediar ningún inconveniente. El argentino habría presentado síntomas y tras ser sometido a exámenes se confirmó la infección.

El origen de la propagación de la infección a bordo proviene de un hombre de 80 años que desembarcó en Hong Kong, el pasado 25 de enero. Por ello, se tomó la decisión de amarrar el barco para que ingresen médicos especialistas que confirmaron que había turistas afectados. El Gobierno de Japón pidió a los pasajeros del crucero y a la tripulación, procedente de 56 países distintos, que permanezcan en el barco dos semanas más a partir de este miércoles.

La OMS anunció esta semana que enviará mascarillas de protección, guantes, ropa aislante, aparatos respiratorios y otros materiales para detectar el virus a aquellos países que soliciten ayuda.

En otro orden, un total de 10.596 trabajadores de la salud han sido enviados a la provincia de Hubei, donde se encuentra la localidad de Wuhan, epicentro del brote de coronavirus, para ayudar a controlar la epidemia.

Hubei ha recibido 107 equipos de médicos de 29 provincias, municipalidades y regiones autónomas chinas, así como del Ejército Popular de Liberación, ha informado el vicegobernador de la provincia china, Yang Yunyan.

No obstante, Yang ha precisado que aún son necesarios otros 2.250 médicos, en especial de las áreas respiratorias, Cuidados Intensivos e infectología.

Para resolver la escasez de trabajadores de la salud a la que se enfrenta Hubei por el brote del coronavirus, la región ha alentado a los hospitales locales a volver a contratar médicos y enfermeros retirados que se encuentren en buen estado de salud.



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.