Todo lo que debes saber sobre la facturación instantánea y sus posibles riesgos


El Servicio de Administración Tributaria (SAT) negó que con la facturación instantánea vaya a existir una mayor fiscalización sobre los contribuyentes al momento de realizar sus compras con tarjeta de débito y crédito.

Lo cual quiere decir, que según el SAT al hacer pagos con tus tarjetas bancarias no significa que tendrán acceso a la información de ese plástico para comprobar si hay una diferencia entre tus ingresos y tus gastos, ya que la factura instantánea es sólo para facilitar el proceso de conseguirla.

Y es que el próximo año, más de un millón de terminales que hay en México, incorporarán la función de emitir una factura al momento de realizar tu compra; sin embargo, será decisión del cliente si requiere de tal servicio.

De acuerdo con el SAT, se trata de un mecanismo opcional de facturación, a través de la Terminal Punto de Venta, donde al pagar con tarjeta de crédito o débito se generará en automático una factura, la cual vendrá incluida en su comprobante.

El comprobante de pago contendrá un código QR con el que se podrá verificar la factura solicitada y dicho código contendrá lo siguiente:

Por ello, el SAT insistió que es sólo una herramienta para facilitar el proceso de facturación, para que sea más rápido adquirirla.

Además, con la factura instantánea no cambiará la manera en que los contribuyentes deberán cumplir con sus obligaciones fiscales, sino que facilitará el proceso a los contribuyentes para cumplir con sus deberes fiscales.

Para brindar el servicio, el Registro Federal de Contribuyente (RFC) de la persona deberá asociarse con las tarjeta y cada banco deberá determinar el proceso.

Cabe destacar que la vinculación del RFC a la tarjeta y la emisión de la factura será opcional, por ello, cada persona decidirá si la quiere o no y las personas no tendrán que proporcionar sus datos fiscales al establecimiento más que su tarjeta.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el SAT contará con el respaldo de más de 50 instituciones financieras o bancos, cuyos activos ascienden a 9.7 billones de pesos.

De acuerdo con el consultor fiscal, Edilberto Castro, está iniciativa tiene un propósito escondido, relacionado con la intención de incrementar la recaudación durante 2020.

“A pesar de que el SAT explicó que no todo se facturará con el tarjetazo, a menos de que el contribuyente lo pida, se le estará dando cada vez más información. El órgano está apretando más el cinturón a los mexicanos y con ello implementando medidas de fiscalización a escondidas”, reiteró el consultor para el sitio Reporte Indigo.

Castro explicó que todo lo que se pague con las tarjetas, lo sabrá el SAT, por lo que al realizar las compras, el contribuyente estará reportando más gastos que ingresos y dicha situación podría llevarlo a una discrepancia fiscal.

Además, las personas serán vulnerables, puesto que si un contribuyente es víctima de robo, no sólo podrán acceder a sus datos de la tarjeta, sino también a la información fiscal.

Según las investigaciones, de enero a septiembre de este año se han emitido 5 mil 656 millones de facturas y con la nueva facturación al momento se espera que el número de duplique para el cierre del próximo año.



FUENTETÉRMINOS DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: